"There is nothing to writing. All you do is sit down at a typewriter and bleed." - Ernest Hemingway

miércoles, 27 de octubre de 2010

Es lo que siempre quisimos matar, y es el tiempo el que nos mata ..

Con el tiempo todo se apaga, nuestros mejores recuerdos se vuelven translúcidos y las sonrisas se deterioran. El tiempo desgarra las costuras de cualquier relación y esconde nuestras ganas infinitas volviéndolas absurdas. Al cabo de un tiempo dejamos de pensar en lo que podríamos haber ganado, y nuestras aspiraciones mueren con la misma facilidad que nuestra ilusión. Ese tiempo intenta rellenar nuestro vacío con horas, que se desparraman por nuestros días haciendo que necesitemos aún más tiempo. Tanto tiempo borra escalofríos, elimina temblores y para corazones. Con este maldito tiempo todo se vuelve más frío, tanto que cuelga escarcha de mis ojos y se congelan mis labios. Pero es cuestión de tiempo que se vuelvan borrosos nuestros textos, y que el sentido de nuestra historia se pierda entre recuerdos de un amor imposible. El tiempo hará que las palabras se volatilicen como humo (como tú), y que los latidos vuelvan por fin a adoptar un ritmo prudente. Con un poco más de tiempo las miradas dejarán de encerrar un millón de sentimientos y se desengancharán, mientras mis sonrisas morirán de pena por haberte perdido. Después de mucho más tiempo, se difuminará tu olor en el aire que creará la distancia y los susurros se perderán en el viento. Con aún más tiempo, dejaremos de contar las horas que quedan para vernos y desaparecerán los nervios histéricos al oírte. El tiempo convertirá la distancia de milímetros en kilómetros y abrirá un abismo insalvable entre nosotros. Finalmente, el tiempo nos hará olvidar... ¡y una mierda! el tiempo solo hará que recordemos sin que duela.

3 comentarios:

  1. Finalmente, el tiempo nos hará olvidar... ¡y una mierda! el tiempo solo hará que recordemos sin que duela.

    (:

    ResponderEliminar
  2. ¡Y que razón tienes!! Nadie ni nada hace que olvidemos, simplemente nos acostumbramoa a vivir sin ella, y por consiguiente no duele.

    Me encanta el texto :)

    ResponderEliminar