"There is nothing to writing. All you do is sit down at a typewriter and bleed." - Ernest Hemingway

domingo, 7 de noviembre de 2010

Por los cruces de miradas de dos segundos como despedida

Llegas. ¿Te vas, o te quedas? Recorres con la vista todos y cada uno de los especímenes que hay a tu alrededor y tus ojos reposan más de lo debido en ciertos rasgos. Tiene los ojos verdes, el pelo rizado, una sonrisa bonita o unos cascos que te gustan. Da igual. No importa ni quién sea ni dónde le encuentres; ya sea en el tren, el metro, la calle, un partido, una clase, el médico, el ascensor, el McDonalds, o en tus sueños. 
Le ves. No le miras, si no que le ves. Centras el noventaynueve por ciento de tus pensamientos en su persona, y al uno por ciento restante le das el día libre. Te pierdes en cada uno de sus gestos, en su respiración, en sus pestañas. Te preguntas por qué no sonríe, si habrá tenido un mal día o si sencillamente no le quedan sonrisas para ti. Y, casi sin quererlo, aspiras a ser la que le haga sonreír todas las mañanas. Imaginas e inventas una vida a su lado, como serán sus brazos a la luz de tus piernas, como olerá su cuello después de un día enredados en la cama... pero vuestro tiempo se acaba y él se marcha, después de una mirada de dos segundos y una despedida muda en los labios. Dedicas los próximos ocho minutos a recodar sus ojos, sus labios, sus brazos y su cuello, y entonces te vas tú. Y contigo se van los sueños, vuestra vida juntos, los días en la cama y los abrazos. Olvidas qué te llamo la atención de él, y sus pestañas, y a los pocos segundos ya no queda nada. 

(Es lo que se denomina un amor absurdo).

9 comentarios:

  1. Qué bonito! enserio, te he dicho tropecientas veces que me encanta como escribes. La verdad, que a veces solo hacen falta unas miradas, no sentimos la necesidad de palabras, solo acciones.

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  2. Dios mío, cuantas veces viví eso en un pasado lejano. ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
  3. Increible, y además, totalmente cierto.
    :)

    ResponderEliminar
  4. Oh Dios! ¿Cuántas veces habré hecho eso?

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado sin palabras Cristina.

    ResponderEliminar
  6. En el fondo, el amor se va más rápido de lo que queremos creer

    ResponderEliminar
  7. (Esto me trae a la cabeza recuerdos de las infinitas veces que me enamoro en el Metro).

    ResponderEliminar
  8. Gracias por pasarte otra vez:) Aunque la entrada era corta, acabo de subir otra. Gracias!!^^

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito eso ! Me gusta tu blog :)
    Te sigo ♥

    ResponderEliminar