"There is nothing to writing. All you do is sit down at a typewriter and bleed." - Ernest Hemingway

jueves, 8 de diciembre de 2011

Llegó el frío.

Supongo que es más fácil disimular cuando estamos por debajo de los ocho grados. Se puede colar alguna sonrisa entre escalofríos, pero la realidad es que el frío te anestesia. Tu cuerpo se estremece, tus manos ya no notan nada, y hasta tus orejas se congelan. Resulta sencillo aislarse con cinco capas de ropa y un abrigo gigante, lo que hay debajo solo lo sabes tú. 
¿Que te has pasado horas llorando y tienes la cara hinchada? Pues dices que te has resfriado. ¿Que te mueres cuando notas como él te roza la piel? Pues te pones guantes y le das otra vuelta a la bufanda. Pero lo cierto es que el hielo siempre será la mejor armadura, y el invierno la mejor forma de escapar. Porque cuando te levantas un día de diciembre y abres la ventana solo para congelarte viendo el amanecer más bonito del año... entonces realmente te das cuenta de que puedes olvidarte del mundo. Dejarlo todo atrás restando grados: que el invierno te envuelva mientras todo lo demás te abandona. Y volver a sonreír entre escalofríos... supongo que el frío siempre ha sido mi mejor excusa.

3 comentarios:

  1. ¿Sabías que con el frío salen a la luz los exhibicionistas con gabardina? Jajajajaja
    Ahora en serio. Que boniiiiiiiiiitoooooooooooooooooooooooooooooooooo Cristi!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. "Pero lo cierto es que el hielo siempre será la mejor armadura, y el invierno la mejor forma de escapar."

    Me has matado. Y sí, el frío también es mi gran excusa, y bonita, de hecho.
    (¿Te diste cuenta de todo lo que nos parecemos? :))

    ResponderEliminar